Asociación de Belenistas de Alicante


Inicio

Asociación

Museo

Taller

La Navidad

La Pasión

Contactar

Servicios

Historia fotog.





n 1997, y con el patrocinio del Ayuntamiento de Alicante, la Asociación de Belenistas de Alicante inauguró el Museo de Belenes, un delicioso conjunto de arte, historia, ternura y tradición, donde se exhiben colecciones de figuras no solo españolas, sino también de otros muchos países de Europa, África, América y Asia, así como numerosos trabajos belenistas, cuya periódica renovación invita siempre a contemplarlo otra vez.

        mas info
 

 

1959 ― 2009

Síntesis de 50 AÑOS de HISTORIA de la Asociación de Belenistas de Alicante

Ya en los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo fueron notables en la ciudad de Alicante los grandes y artísticos belenes que se montaban en las sedes de la Organización Nacional de Ciegos, del Frente de Juventudes y de la Junta de Obras del Puerto, que causaban la admiración de los mayores y el asombro maravillado de los pequeños en cuyos hogares se ponían belenes populares, candorosos y anacrónicos, con sencillas figurillas de barro que la imaginación infantil transformaba en auténticos personajes de carne y hueso.

Además destacaban, tanto por sus dimensiones como por su mayor preocupación artística y su perfecto acabado, los belenes construidos por los miembros de la familia Ramón Quilis, por Francisco Gómez Muñoz, por Salvador Marcilla Ramón o por Miguel Sabater Martín, sujetos fundamentales en el desarrollo de la Asociación de Belenistas de Alicante, que se gestaría a partir de una entrevista navideña realizada en 1958 por el popular periodista alicantino Emilio Chipont en la emisora de Radio Alicante a un maestro en el arte de construir belenes, Francisco Ramón Quilis, el mayor de los hermanos de una dinastía de belenistas muchas veces galardonada en los concursos que venía organizando el Frente de Juventudes. El diálogo en el medio de difusión más popular de los años cincuenta, la radio, giró en torno al belén y, al finalizar, el señor Ramón Quilis hizo un llamamiento a los alicantinos para fundar una Asociación de Belenistas como las que ya existían en otras ciudades de España y del mundo.

La idea prendió en el alma de los alicantinos y a los pocos días el periodista y escritor Rafael Quilis Molina, el comerciante Pascual Sempere Quilis y el guionista radiofónico y locutor Francisco Gómez Muñoz entraron en contacto con Francisco Ramón Quilis interesándose por la idea lanzada a través de las ondas radiofónicas y, junto con otros amigos, decidieron reunirse para estudiar el proyecto, acordando constituirse en una Junta que perfile y gestione la aprobación de los reglamentos de la nueva Asociación. La junta gestora comienza a trabajar y, elaborados los Estatutos, son presentados al Gobernador Civil de la provincia, Excmo. Sr. Don Miguel Moscardó Guzmán. El día 23 de octubre de 1959 los componentes de aquel embrión asociativo recibieron una comunicación del Gobierno Civil dando a conocer que los Estatutos de la Asociación habían sido aprobados por el Ministerio de la Gobernación, según Orden nº P.I. 1776 de 30 de septiembre de 1959. Inmediatamente es elegida oficialmente la primera Junta Directiva, que preside Don Francisco Ramón Quilis. Y la nueva Asociación, inscrita con el número 434 en el Registro Nacional, recibe la bendición pastoral del Obispo de la Diócesis, pasando a organizar el Concurso de Belenes y realizándose en la Navidad de 1960 el primer Belén Monumental que, desde entonces, ya nunca ha dejado de estar presente en algún céntrico lugar de Alicante, siendo el emplazamiento más tradicional el de la plaza de La Montañeta, donde es visitado por decenas de miles de personas.

Al poco de ser creada, la Asociación de Belenistas de Alicante consiguió el patrocinio de la Caja de Ahorros Provincial, que desde 1972 la acogería como Obra Social, hasta la desaparición de esta institución de ahorro en 1992, recibiendo posteriormente el generoso mecenazgo del Excmo. Ayuntamiento de Alicante, de la Excma. Diputación Provincial y de Caja Mediterráneo, sus socios de honor, y la colaboración de la Generalitat Valenciana.

En 1969 la Asociación inicia una nueva etapa con la creación de la categoría de los “maestros belenistas”, auténtica fuerza motriz de las iniciativas desarrolladas desde entonces: la difusión del Boletín por toda España y países de los cinco continentes, con el nombre de “Epifanía” desde el año 2000; la instauración del Pregón de Navidad; la convocatoria de concursos de belenes también a nivel provincial; del certamen de cartas a los Reyes Magos para escolares; o la celebración de los primeros cursillos de belenismo que se impartirían, además de en la propia capital, en otras localidades de la provincia, consiguiendo promover varias asociaciones belenistas: las de Callosa de Segura, Villena, Elche y La Marina, que empezarían siendo filiales de la de Alicante hasta su independencia años más tarde.

El 27 de junio de 1971, la Asociación de Belenistas de Alicante entraba como miembro de pleno derecho en la Federación Española de Belenistas y en integrante de la Universalis Foederatio Praesepistica. Desde entonces la Asociación ha participado con gran entusiasmo en la vida federativa, como demuestra la presidencia ejercida de 1975 a 1978, los múltiples galardones federativos concedidos a sus integrantes y la organización del XII Congreso Nacional Belenista en 1974, del XXII Congreso Nacional Belenista en 1984 y del XXXVII Congreso Nacional Belenista en 1999, éste en colaboración con las asociaciones belenistas de Callosa de Segura y La Marina.

Además, la utilización pionera del poliestireno expandido como material básico para construir los belenes, o los montajes desde 1971 de exposiciones con dioramas bíblicos sobre relatos del Antiguo y el Nuevo Testamento y sobre la Pasión de Jesús la posicionaban como cabecera de las iniciativas asociativas de toda España, convirtiéndose esas obras en catequesis visual y en inspirados ejemplos del arte y la religiosidad de los belenistas alicantinos, en tanto que contribuían al ambiente devocional de los días cuaresmales.

Y es que las tres últimas décadas del siglo XX marcan para la Asociación de Belenistas de Alicante —ahora con la presidencia de José Pastor Navarro, desde 1981 a 1993, y de Juan Giner Pastor, a partir de enero de 1994— el desarrollo de una continuada y ascendente línea de logros y realizaciones que trascienden el ámbito local y provincial para ampliarse al nacional e internacional, alcanzando relevantes éxitos de los que son buena muestra el montaje de exposiciones belenistas en ciudades destacadas de otras provincias españolas y, con el aval de su reconocido prestigio, la participación en 1986, en 1987, en 2006, en 2007 y en 2008 en la Muestra Internacional Pesebrista de “La Arena” de Verona. También ha sido la única asociación belenista española invitada a participar en la gran exposición «El Belén en la Nueva Europa» que, en homenaje a Juan Pablo II, se celebró desde diciembre de 2006 hasta febrero de 2007 en la localidad polaca de Lublin.

La Asociación de Belenistas de Alicante
tiene miembros en la capital y la provincia alicantina, en numerosas provincias españolas, en Alemania, Francia, Italia e, incluso, en Colombia y Estados Unidos. Dispone de un amplio taller en propiedad y de un Museo de Belenes en la zona histórica de la capital, patrocinado por el Excmo. Ayuntamiento de Alicante que lo mantiene abierto durante todo el año, recibiendo miles de visitantes españoles y extranjeros. Este Museo es un extraordinario conjunto de arte y tradición, que fue inaugurado el 18 de junio de 1997, en el que se exponen las colecciones permanentes de figuras que la Asociación ha ido incorporando en el transcurso de su fructífera actividad. Allí pueden verse desde las más sencillas muestras de artesanía popular hasta piezas únicas, modeladas con carácter exclusivo por destacados artistas. También se reúnen figuras de belén de diversos países de África, América, Asia y Europa, formando un conjunto que aúna la originalidad y la belleza, lo entrañable, lo artístico y lo tradicional. Asimismo, se muestran belenes‐cuadro, una creación original de la Asociación, y numerosos trabajos belenistas cuya periódica renovación invita siempre a contemplarlo nuevamente.

La labor realizada por la Asociación de Belenistas de Alicante en la defensa y mantenimiento de los ideales belenistas y la conservación de las auténticas tradiciones religiosas, populares, artísticas y culturales de la Navidad, le han valido ser la primera asociación de belenistas que el Ministerio del Interior declaró de Utilidad Pública, el 6 de marzo de 1997. Y en 1999, coincidiendo con la conmemoración del XL Aniversario de la Asociación, el diario INFORMACION —socio de honor también— le otorgaba el prestigioso premio «Importante», instaurado por este rotativo territorial alicantino para distinguir a instituciones y personajes sobresalientes. Galardones que venían a sumarse al Premio Provincial de Relaciones Públicas, obtenido en 1991, y al Premio de Honor del Ateneo de Alicante, concedido en 2009 con motivo de su cincuentenario.

Porque los alicantinos y las entidades locales, provinciales y autonómicas atestiguan continuamente con su apoyo, con su reconocimiento y con su cariño, la gran labor desarrollada por la Asociación de Belenistas de Alicante.

La Asociación de Belenistas de Alicante es miembro de la Federación Española de Belenistas y de la Universalis Foederatio Praesepistica, manteniendo relaciones de cordial amistad con asociaciones belenistas de todo el mundo, habiendo recibido el Premio Provincial de Relaciones Públicas en 1991.

Como reconocimiento a esta fructífera actividad la
Asociación de Belenistas de Alicante ha sido la primera asociación belenista declarada de Utilidad Pública por Orden del Ministerio del Interior, en Marzo de 1997.


Y es que, cuando el desasosiego, la violencia, la injusticia o el escándalo se han convertido en asuntos habituales, los belenistas -hombres y mujeres que vivimos y trabajamos como otros muchos millones de personas- hemos elegido una fórmula característica de apostolado que aglutina religiosidad y arte. Lanzamos año tras año un mensaje visual de paz, de amor, de dichosa y sencilla vida cotidiana: la que se inspira en aquella Sagrada Familia nazarena que vivió en Palestina hace dos mil años. Los belenistas pretendemos contar con nuestras obras plásticas que la felicidad no depende de la riqueza ni del poder, que la felicidad brota íntima y profundamente de nuestra tranquilidad de espíritu, de nuestra conformidad responsable y sincera ante los designios de la voluntad divina. Como la Sagrada Familia nos manifestó ejemplarmente hace dos milenios.

Los belenistas encontramos al realizar nuestros trabajos ese íntimo sosiego que tan raro es ya en nuestra tecnificada época de prisas y agobios. Y cuando recreamos campos, montes, pueblos o palacios, los belenistas decimos que la felicidad está al alcance de la mano, si somos capaces de disfrutar diariamente con las pequeñas cosas que la vida nos ofrece; si podemos superar tranquilamente adversidades y metas sin otro afán que el cumplir sobradamente con nuestro deber. Que el progreso ha de ser un medio y no un fin alienante. Ha de ser el camino imprescindible para que se cumpla en la Tierra el plan divino que nos convierte en imagen y semejanza de aquel Niño nacido en Belén, el Salvador, el Mesías, Dios hecho hombre para mostrar a todos los hombres la auténtica verdad para una vida plena: el Amor.



Nota: Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de la Asociación de Belenistas de Alicante. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.

2009 Todos los derechos reservados · Asociación de Belenistas de Alicante · Aviso Legal